Testimonios
Arriba Publicaciones Biograficas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Principal
Testimonios
Solarium

Primeras cosechas de Testimonios 

Video presentado por las Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia, con testimonios de algunas personas que tuvieron la gracia de conocer, trabajar y convivir con la Madre Ludovica. 

Un Ángel llamado Ludovica

 
PERLAS Y FLORES

"En casa Antonina ayudaba mucho y hacía de todo: hacia de comer, confeccionaba la ropa: medias, pulóveres... permanecía levantada hasta la medianoche". Genoveva Nanni, una pariente lejana.

 

"Antonina era una gran trabajadora y siempre dispuesta al sacrificio, especialmente en ese entonces cuando se hacía todo a mano. Cuando el padre no podía ir a trabajar, iba ella". Elisa Petrocco, sobrina.

 

"Verdadero ejemplo de piedad y modelo de caridad". Monseñor Antonio José Plaza.

 

"Madre espiritual, benefactora, consejera y guía". Vicente Bianchi.

 

"Hizo obras maravillosas, inspiradas en un profundo amor cristiano" Dr. Carlos A. Bocalandro, ex-Ministro de Salud.

 

"Un corazón henchido del amor a Dios y a las almas" Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

 

"Religiosa ejemplar"  Sor Natalina Couget.

 

"Ángel de caridad" Sor Juanita Pastorino.

 

"Sor Ludovica es el Hospital mismo, su propio y progresivo historial" Dr. Carlos Boffi.

 

"Mujer fuerte, sabia, prudente, animosa" Crónica de la Congregación.

 

Dr. Jorge Falbo, médico jubilado, argentino, nacido en la ciudad de La Plata, dijo en un reportaje: "Tuve la fortuna de conocer personalmente a Sor María Ludovica , la superiora de la congregación que colaboraba en el Hospital, una mujer extraordinaria que fue quien hizo posible la creación del Hospital con el Solario San José de Punta Mogotes, para la recuperación de los niños con TBC ósea en un clima adecuado. Sor María Ludovica no necesitaba hacer ningún milagro para ser santificada, su obra, su fortaleza y su amor por los niños lo ameritaba sobradamente".